Hoy toca receta: RISOTTO de CHAMPIÑONES LIGHT

Hola a todos!!! ¿Os acordáis de que en la entrada anterior os dije que era mi día vegetariano? Pues guardé la receta y me salió buenísima :) 
Comencé buscando por estos mundos de Internet una receta para aprovechar los champiñones que me sobraron de otra comida que ya no recuerdo, dando la casualidad de que encontré una perfecta para mi día vegetariano. Así que nada, con todo ello... ¡comenzamos!





Ingredientes para 1 persona:


Medio vaso de arroz redondo integral o blanco.
3 o 4 champiñones laminados. (Yo los compro enteros y después los lamino, pero puedes comprarlos laminados).
Media cebolla.
2 dientes de ajo.
Queso parmesano (no es muy light pero da un buen sabor, podéis sustituirlo por queso havarti light, ricotta  o bien quesos de oveja poco curados).
1 vaso y poco más de agua.
Una pizca de sal.
Una pizca de pimientas.
1 cucharada o menos de aceite de oliva.
Bueno, creo que no se me olvida nada más. Vamos a ver cómo se hace:

Se calienta al fuego una sartén con muy poco aceite y se echan los ajos y la media cebolla.

Una vez que la cebolla está transparente, se echan los champiñones y se mueve constantemente. El fuego tiene que estar en temperatura media para que se hagan bien sin que se queden los bordes muy secos.

Una vez que vemos que los champiñones están blanditos y tienen un colorcillo beige, echamos el arroz y lo dejamos unos tres minutos removiendo cada poco tiempo.

Al pasar esos tres o cuatro minutos, echamos el agua y removemos. El arroz no requiere mucho cuidado, por lo que en los 20 minutos (si es blanco) o 30 minutos (si es integral) no tendremos que moverlo muchas veces, pero no hay que dejarlo sin más, a ver si se nos va a quemar.

Vemos que nos ha reducido el agua, por lo que echaremos un poco más de sal, las pimientas molidas y un buen puñadito de parmesano rallado. Este queso es cremoso, por lo que no tiene que ser seco.

Probamos para ver cómo va de dureza. Si aún está duro, echamos un poco más de agua y rectificamos de queso y pimientas. Podemos echar también pasas, dan un toque muy rico y os propongo que lo probéis :) 

Servimos y espolvoreamos un poquito de parmesano o el queso que hayamos echado y un poquito de cebollino picado si tenemos, si no tenemos no importa. Yo nunca lo echo pero sé que da un toque muy rico también.
Sugerencia para veganos: Si queréis hacerlo más sano o vegano, quitad el queso y probad a echar al final del todo levadura nutricional en copos o bien echarle nueces (tanto enteras como molidas).

Para más sabor: sustituir el agua por caldo de pollo.



Yo lo hice tal cual lo he puesto en la preparación, y si bien es cierto que quiero probar la levadura nutricional para este tipo de platos y alejarme un poco más de lo convencional, me resulta muy difícil comprarla.

Os dejo con unas fotitos para que veáis el resultado:









Vale, las fotos no son geniales, pero tengo que hacerme con una buena cámara... el móvil no saca las mejores fotos del mundo así que por el momento habrá que acostumbrarse :)






Nada más y nada menos, espero que os haya gustado esta recetita. De verdad os digo que está buenísima y no cuenta con muchas calorías, pero tenéis que ser conscientes de que es necesario hacer ejercicio para poder llevar una dieta equilibrada.

¡A comer! Gracias por leerme y espero leeros a vosotros :) hasta la próxima!!






0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? Yo no gano nada haciendo esto, pero me gustaría saber tu opinión :) Gracias

MBG. Con la tecnología de Blogger.